PENSAR.jpg

UN ESPACIO PARA LA REFLEXIÓN



Durante el tercer trimestre del curso 2011-2012 la profesora Ana Isabel López me ofreció entrar en su aula de 1º A de la ESO.

Grupo heterogéneo, formado por quince alumnos de los que seis repiten curso, ninguno de ellos tiene superada la Educación Primaria que han cursado en diferentes sistemas educativos, por lo que presentan serias dificultades de aprendizaje.

Los alumnos tienen diferentes procedencias:

1 Colombia

1 Rusia

1 Paraguay

1 Marruecos

2 Rumanía

1 Ecuador

4 Bolivia

4 autóctonos ( 2 de etnia gitana)

Con estos alumnos la metodología tradicional no funcionaba. Tienen graves vacios de aprendizaje, les falta comprensión lectora y oral y, a la hora de escribir, les cuesta escribir más de dos líneas seguidas. Por supuesto están desmotivados, su autoestima no es muy alta, y, algunos, tienen situaciones familiares que no les deja centrarse en su aprendizaje.


Trabajamos el Proyecto " Haití llora" y los alumnos han estado trabajando en todo momento a través de un cuaderno on-line donde iban insertando tanto las producciones individuales como las que realizaban en grupo.

Los alumnos en este proyecto han tenido que buscar información en Internet, seleccionarla en unas fichas y trabajar con ella para hacer una presentación de diapositivas que, posteriormente, expusieron a sus compañeros y compañeras de aula.

La exposición oral fue grabada y, cuando se vieron la primera vez, quisieron una segunda oportunidad.

La segunda tarea fue escribir un e-mail al director del Centro. La finalidad de este e-mail era pedirle permiso para hacer una fiesta y en ella recaudar dinero para Haití. Antes, los alumnos-as habían ido pensando y escribiendo qué se podría organizar y cómo lo harían.


Los alumnos siempre han tenido una educación personalizada, es decir, hemos dado a cada uno lo que necesitaba para ir mejorando en su aprendizaje. Además, la ayuda entre iguales ha sido muy importante. Eran los alumnos los que, sin nosotras decirlo, se convertían en profesores de sus propios compañeros.

Hemos reforzado la expresión tanto oral como escrita y la ortografía, consiguiendo unos resultados mejores en la última evaluación. El 54% han alcanzado los objetivos propuestos para este nivel.

En todo momento han tenido orientaciones, buenos modelos y, además, sabían de qué se les iba a evaluar

positicvo.jpgASPECTOS POSITIVOS A TENER EN CUENTA

  • Ha mejorado el ambiente en el aula

  • En un equipo a la pregunta ¿qué tal vais? respondieron "requetebién"

  • Alumnos-as que, a lo largo del curso no habían casi trabajado, comenzaron a realizar diferentes actividades, se presentaban como voluntarios e, incluso, han ayudado a otros compañeros

  • La ayuda entre iguales ha surgido de manera natural

  • Hemos conseguido que lean, escriban, hablen, piensen

  • Cuando trabajaban en equipo cada uno aportaba "algo" al equipo

  • Son creativos, hemos trabajado diferentes inteligencias

  • La autoestima de algunos claramente ha subido, se sienten más seguros.

  • Han aprendido a autoevaluarse y coevaluarse

  • Se muestran interesados por continuar con esta metodología

  • Ha sido muy bien valorado por los asistentes, tanto por los familiares como los profesores presentes





Oregano 5-2009-2.jpgNO TODO EL MONTE ES ORÉGANO...



  • Hemos tenido momentos en los que algunos alumnos (3-4) se negaban a trabajar por circunstancias personales

  • Hay que animarles constantemente y hemos estado muy pendientes de nuestros aprendices.

  • Dos de los quince alumnos se han quedado un poco más atrás. Aún así, han trabajado más que con la metodología tradicional. Uno de los alumnos ha escrito un cuento y una canción y, el otro, se atrevió a hacer una presentación oral y, la verdad, no lo hizo nada mal.

  • Los problemas relacionados con la edad y personales, en algunos momentos, no les dejaban concentrarse.